La Fundación Jorge Marín se creó para preservar y proteger la obra de este escultor. Mediante la integración de un equipo multidisciplinario se llevan a cabo proyectos equilibrados que buscan mantener posicionado a Jorge Marín en el ámbito artístico a nivel mundial y, al mismo tiempo, realizar propuestas de índole social que involucren el arte como un medio para invitar a la reflexión, a la interacción, y con ello contribuir para reestructurar el tejido social.

Es una asociación civil sin fines de lucro constituida en 2017 que adquirió carácter de donataria autorizada en abril de 2018. Promueve la realización de proyectos a nivel nacional e internacional para acercar a la gente al ámbito cultural, haciendo énfasis en la participación social, el reconocimiento y la apropiación de los espacios públicos como parte de una experiencia de vida.

Con la creación de la Fundación se busca dar estructura a proyectos que se han trabajado desde hace ya tiempo y que han mantenido clara su vocación social.