Exposición Diacronías: cédulas infantiles

Balanza II monumental

Seguro que alguna vez te has subido a un sube y baja. Este columpio necesita de dos personas para moverse. Imagina que estos cuerpos son el tuyo y el de tu mejor amigo… ¿por qué levantas los brazos? ¿Qué quieres rodear?

 

Bernardo oriental monumental

Estoy sentado sobre esta esfera, como cuando nos sentamos sobre una roca tras un largo paseo por el campo. Aunque estoy quieto, he abierto mis alas… Estoy pensando en mi próximo viaje, ¿hacia dónde llegaré? Y tú, ¿hasta dónde llegarías si tuvieras alas?

 

Split monumental

A veces puedo volar, pero si no tengo alas, ¿por qué no saltar? Recuerdo cómo antes me sentaba sobre esta forma… Ahora utilizaré mis manos y mis brazos, y con fuerza me impulso para saltarla bajo mis piernas. Hay días en los que sólo tenemos que saltar para avanzar un poco más y hacerlo divertido.

 

Tierra en cubo

Seguro que te estás preguntando cómo consigo mantenerme en esta parte del cubo. Los cubos son formas geométricas de seis caras, con líneas rectas y paralelas. Aquí, puedes ver lo que hay más allá, porque está vacío. Me parece que necesitamos llenarlo, como si fuera una caja. Si tuvieras una gran caja, ¿cuáles de tus objetos favoritos meterías en ella? Ahora mírate a ti mismo. Los hombres y las mujeres no somos transparentes, ¿qué hay dentro de nosotros? ¿Te gustaría mirar a través de tu cuerpo si pudieras?

 

Equilibrista 90

Voy a volver a la esfera… Ahora utilizo mis manos y brazos, pero no salto sobre ella sino que me columpio a mí mismo. Para no caerme, utilizo el equilibrio, por eso soy equilibrista. A través de mi máscara puedo ver todo lo que hay en la Tierra, redonda como esta esfera. ¿A ti te gustaría balancearte sobre nuestro mundo?

 

 

Prambanan monumental

En el colegio o en el parque, me gusta hacer carreras con mis amigos. ¿Y a ti? Aquí parece que estoy a punto de salir corriendo… Me pregunto quién llegará primero a la meta. No puedes ver mis brazos, y mis piernas están recogidas, pero sólo necesito un pequeño impulso para empezar a moverme y superar todos los obstáculos de mi camino.

 

Balsa Tierra

Puede que alguna vez hayas viajado en barco, o hayas visto las grandes embarcaciones del mar por televisión. Los barcos tienen grandes velas y, al desplegarlas, pueden ir hacia un lado u otro. Te propongo un juego: piensa en el momento en el que nacemos y somos muy pequeños. Ahora, imagina que alguien te regala unas alas y puedes llevar tu movimiento hacia dónde quieras. Tu vida es como un viaje, ¿prefieres el mar o la tierra?